Aunque no lo parezca, por su distancia, el sector del automóvil y el de la relojería están muy unidos. Uno de los ejemplos más evidentes lo tenemos en la firma Smart. Igual muchos no lo saben, pero su nacimiento fue fruto de la colaboración entre Daimler AG y el fabricante de relojes suizo Swatch. Tampoco podemos pasar por alto que prácticamente todas las marcas de coches del mundo, entre su amplio merchandising, venden relojes de todo tipo.

Pues bien, a esta larga lista de fabricantes faltaba por sumarse la inglesa Aston Martin. La casa de Gaydon lleva meses presentando y vendiendo con su firma productos tan variopintos como Whisky o motocicletas. Sin embargo, a sus responsables nunca les había «dado» por incursionar en este limitado y lucrativo negocio. Hasta ahora, que se han asociado con Girard-Perregaux para crear un Tourbillón de edición limitada con un diseño muy especial.

Del Aston Martin Tourbillon sólo se fabricarán 18 unidades para todo el mundo

Esta creación desarrollada entre Aston Martin y Girard-Perregaux cuenta con una caja de 44 milímetros. Su diseño queda, completamente, a la vista, destacando de entre todos los elementos los tres puentes voladores. El superior sostiene, en su lugar, el cañón. El del medio soporta la rueda central y la parte inferior se adhiere al escape del tourbillon. Estas piezas están fabricadas en titanio de grado 5 con revestimiento de PVD negro y ángulos pulidos.

Para cerrar la caja exterior, que también está fabricada en titanio de grado 5, los artesanos de Girard-Perregaux han empleado cristal de zafiro. Gracias a ello todo el interior y mecanismo de funcionamiento quedan a la vista. Como complemento, va a juego con una correa de piel de becerro negra con la exclusiva aleación de caucho de Girard-Perregaux. Sin embargo, este nivel de exquisitez y lujo tiene un precio que, a día de hoy, no ha sido anunciado.

Aston Martin y Bowmore presentan en sociedad su primer Whisky escocés

Además, el Tourbillon con tres puentes voladores de Aston Martin se venderá en una edición limitada de 18 piezas. Su venta será inmediata y estará disponible en todo el mundo en los minoristas autorizados de Girard-Perregaux. Quizá esta sea la mejor forma de que Aston Martin se mantenga viva a ojos de los clientes, aunque no debe olvidar que su negocio son los coches. En todo caso, es una pena no ser rico, porque es una obra de arte.

Fuente – Aston Martin

Source link

0 Comments

Leave a Comment