A estas alturas nadie puede dudar de la gran labor que ha llevado a cabo el Mégane para Renault. Cuando la primera generación llegó al mundo, allá por el año 1995, nadie esperaba que su éxito fuera a ser tan rotundo. Con el paso de las entregas su posición en el mercado se asentó, hasta que los SUV´s hicieron acto de presencia. Ahora vive a la sombra de ellos, viendo cómo los clientes dejan de fijarse en él para poner sus ojos sobre sus «rivales».

Tampoco obviar que las normativas de emisiones son cada vez más estrictas y las marcas deben cumplirlas. Pues bien, esta coyuntura ha servido para que la firma de vida al Renault Mégane E-Tech Electric. Y te preguntarás, ¿De qué me suena este diseño? Bien, ¿Te acuerdas del Mégane eVision Concept? Sí, ese «proto» que adelantó la versión eléctrica del Mégane. Pues este modelo es la versión de producción cubierto por una capa de camuflaje…

El nuevo Renault Mégane E-Tech Electric se basa en la plataforma CMF-EV

Como ya os contamos, este Renault Mégane E-Tech Electric se mantendrá en el segmento C, aunque con matices. Aprovechando el tirón comercial de los SUV´s, sus responsables han creado una carrocería que integra rasgos crossover. Esto se debe, básicamente, a que cuenta con una mayor altura libre al suelo fruto de «meter» en la zona baja de la plataforma la batería que alimenta al tren motriz eléctrico.

El resto de líneas y planos confirman que no habrá grandes diferencias estéticas respecto al Mégane eVision Concept. Además, tanto el frontal como la zaga siguen fieles a la imagen del actual Mégane. No obstante, elementos como los pasos de rueda, la maneta de las puertas traseras ocultas en el pilar «C» o la línea de cintura ascendente aportan un toque de frescura. Amén del renovado logo que preside el frontal y la zaga.

Renault Megane E-Tech Electric: Estos teasers confirman su electrificación

Con todo, estamos ante el primer compacto cien por cien eléctrico de Renault. Según la nota de prensa oficial se basa en la plataforma CMF-EV de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. Respecto a su tren motriz, cuenta con un motor eléctrico de 160 kW (218 CV) de potencia que bebe de una batería de ion litio con 60 kWh de capacidad. Con ella, según el protocolo WLTP, debería alcanzar los 450 kilómetros de autonomía.

Con esta presentación Renault da el pistoletazo de partida para sus test de validación. Los primeros 30 prototipos han salido de la fábrica que tienen en Douai y están cubiertos con un patrón de camuflaje creado por Renault Design. Y hasta aquí podemos leer, porque la casa del rombo no ha dado una fecha oficial sobre su posible presentación pública o lanzamiento al mercado. Así es que habrá que tener algo de paciencia ¿O no?

Fuente – Renault

Source link

0 Comments

Leave a Comment