Las nuevas tecnologías, sobre todo las redes sociales, han facilitado las labores de comunicación a las marcas de coches. Hoy día todas tienen perfiles en cada uno de los portales que mayor volumen de tráfico tienen. Uno de las más fiables, por su repercusión mediática e inmediatez, es Twitter. La red social del «pajarito» es utilizada por muchas firmas para anunciar sus primicias y, de paso, crear «hype» para que sus fans sigan pendientes de ellas.

Gracias a esta repercusión hay firmas que siguen vivas. Una de ellas es Fisker, lo que queda del fabricante que dio vida al Revero de primera generación. Como todos sabéis, porque cada poco os contamos sus andanzas, están en un importante proceso de reinvención. Para ello han firmado varios acuerdos de colaboración con empresas tan importantes como Magna o Foxconn. Pues bien, parece que sus planes van «viento en popa a toda vela» ¿O no…?

Henrik Fisker, tira la piedra y esconde la mano, no anunciando de qué modelo se trata…

Al menos, por lo que hemos visto en el perfil oficial que Henrik Fisker tiene en Twitter. Hace un par de días publicó una imagen teaser en la que se podía apreciar lo que parece la silueta de un nuevo modelo. El fondo de la foto y el tratamiento que recibe, en color negro y fluorescente, impide ver de qué vehículo se trata. No obstante, por las líneas sinuosas de su perfil o la altura del conjunto parece que estamos ante una berlina o deportivo.

Tampoco podemos pasar por alto otro detalle. La forma y tamaño de la cúpula del techo parece corroborar esta tesis. Con todo, el mensaje que acompaña a la imagen teaser tampoco da más pistas. Si lo traducimos, viene a decir que «el lunes es grande en opinión de Fisker». Claro, que si nos vamos a diciembre del pasado año 2020 podemos ver otra imagen misteriosa. En ese momento, el responsable de la firma dejó al descubierto lo que parecía una óptica.

Henrik Fisker muestra el primer teaser de su nuevo modelo ¿Qué tramará?

En ese momento nos quedamos como ahora, pero había dos teorías que podrían seguir en el aire. La primera, y más plausible, que estén trabajando en un hermanito para el Ocean SUV. La segunda, menos probable pero también posible, que sea una evolución del Emotion. Debemos recordar que este modelo, presentado en varias ocasiones, todavía no ha visto la luz y, de hacerlo más adelante, necesitaría de una puesta a punto para no nacer viejo.

Sea lo que sea en lo que está trabajando Fisker no deberíamos tardar mucho en conocerlo. Eso, si los planes no se tuercen, aunque con sus antecedentes no nos extrañaría que nos esté «vendiendo humo» ¿Vosotros qué creéis?

Fuente – Henrik Fisker by Twitter

Source link

0 Comments

Leave a Comment