La primera vez que oímos hablar del Rimac C_Two nos quedamos muy sorprendidos. ¿Quién iba a pensar que una firma de origen croata iba a presentarse ante nosotros con semejante modelo? Y no sólo porque fuera cien por cien eléctrico, sino por el elevado rendimiento de su tren motriz. El caso es que desde aquél Salón del Automóvil de Ginebra de 2018 ha llovido. Tanto, que este hyperdeportivo ya es oficial y lo hace hasta cambiando de nombre.

Sí, porque ya no estamos ante el C_Two, sino ante el impactante Rimac Nevera. Y os preguntaréis ¿Por qué han elegido esta «curiosa» denominación? Pues, por lo visto, porque hace referencia a una tormenta que tiene lugar en el Mar Mediterráneo y que se define por el importante aparato eléctrico. Ahora, una vez ha tenido lugar su debut, os traemos los principales datos técnicos que conforman su personalidad. Atentos, porque querrás tener uno.

La imagen del impresionante Rimac Nevera es idéntica a la del C_Two que ya conocíamos

Como ya os contamos, Rimac avanzó que la imagen del Nevera sufriría cambios respecto al C_Two. Sin embargo, tras un repaso a las imágenes oficiales que ha publicado podemos constatar que la evolución es nimia. Más bien se referían a los cambios que han sufrido ciertas zonas de la carrocería para mejorar la eficiencia aerodinámica. De hecho, respecto a los primeros prototipos, este coeficiente ha aumentado en un 34 por ciento.

El Rimac C_Two debutará en horas y lo hará con importantes novedades…

Y os preguntaréis ¿Dónde están los cambios? Pues muy fácil. Basta con echar un vistazo para darse cuenta de que las tomas de aire del frontal presentan un diseño ligeramente diferente. Las llantas de aleación tampoco son las mismas de los primeros prototipos. Otro de los elementos que parece evolucionar es la toma de aire situada en el lateral, justo delante del paso de rueda posterior. Parece más generosa, y destinada además, a refrigeración.

Interior de diseño, tecnología y materiales de corte premium

La estética exterior del Rimac Nevera no nos pilla por sorpresa, pero el interior nos ha cautivado. Cierto es que ya lo conocíamos, pues en su primera «presentación» la marca croata publicó algunas imágenes. Sin embargo, el equipo de diseño también ha aprovechado para introducir algunos cambios. Para darte cuenta de donde están tendrás que sacar la lupa, pero sí, están ahí. Con todo, la sensación es la de estar ante un producto premium

La gama del Rimac Nevera estará compuesta por tres versiones: GT, Signature y Timeless. Además, habrá una edición especial Bespoke con mayores opciones de personalización

En líneas generales, el diseño del salpicadero cambia poco, pero hay detalles de nuevo cuño. En primer lugar, a la izquierda del volante (bajo la salida de ventilación) hay un nuevo control circular. La pantalla central mantiene posición y tamaño, pero los controles ubicados bajo ella son de tipo «tecla de piano». Todo ello vestido de cuero de primera calidad y apliques fabricados en fibra de carbono. De hecho, Rimac dice que no habrá dos Nevera iguales.

Los datos de su tren motriz eléctrico hablan por sí solos: 1.914 CV de potencia y 2.360 Nm de par máximos

Con todo, lo importante del Rimac Nevera está bajo su piel. Su tren motriz eléctrico está compuesto por cuatro motores (uno para cada rueda) que entregan un total de 1.914 CV y 2.360 Nm de par máximo. Para alimentarse recurre a una batería de 120 kWh de capacidad energética que, en teoría, le provee de unos 550 kilómetros de autonomía. Este dato ha sido estimado según el protocolo WLTP, aunque en condiciones reales será más bajo.

Gracias a esta combinación, las prestaciones están a la altura de los mejores hyperdeportivos del mundo. Acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en tan sólo 1,97 segundos y firma una velocidad máxima de 412 kilómetros por hora. Además, no podemos pasar por alto que su peso final en báscula es de 2.150 kilos con una distribución 48/52 sobre cada eje. Esto, en gran parte, se debe a la tara de la gran batería, que admite carga rápida de 500 kW.

Los primeros prototipos funcionales del Rimac C_Two ya están en activo

Según explica Rimac, con este sistema necesita 22 minutos para cargar del 0 al 80 por ciento la batería. Además, indica que ha desarrollado el paquete de baterías como parte integral del chasis. De esta forma han podido incrementar la rigidez estructural del monocasco, fabricado en fibra de carbono, en un 37 por ciento. Todo ello acompañado por un sistema de aerodinámica activa o unos frenos de cerámica de carbono firmados por Brembo.

¿Cuándo llegará al mercado y qué precio tendrá el Rimac Nevera?

Si te ha gustado todo lo que te hemos contado del nuevo Rimac Nevera, debemos darte dos malas noticias. En primer lugar, decirte que su producción está limitada a sólo 150 unidades. La segunda, su precio. Barato, lo que se dice barato no será, pues piden por él 2 millones de euros. Esto posibilitará que sea rentable, sobre todo si Rimac quiere seguir en activo y lanzando nuevos modelos, aunque la colaboración con Porsche seguro lo hace posible.

Ah, si te decides por él tendrás que explicar muy bien a tus amigos qué clase de «Nevera» te has comprado… y cual ha sido su precio…

Fuente – Rimac

Source link

0 Comments

Leave a Comment