Los pick up´s son uno de los segmentos más incomprendidos del mercado. Cierto es que las primeras generaciones de estos modelos estaban única y exclusivamente pensados para el trabajo duro. Pero eso ha cambiado, y mucho, con las nuevas generaciones. Tanto, que firmas como Mercedes-Benz se decidieron a entrar en él. El fracaso de la casa germana fue estrepitoso, pero enseñas como Ford, Toyota o Mitsubishi copan un elevado número de ventas.

Europa es uno de las regiones más duras de «atacar» para este tipo de modelos. No en vano, el pick up más vendido es el Ford Ranger y, aunque no guste a Toyota, a mucha distancia del Hilux. Tanto, que durante el año pasado se matricularon 42.941 unidades del Ranger por las 25.331 entregas del Hilux. Es por esta razón, que el Blue Oval no se lo ha pensado dos veces y ha lanzado una versión especial para celebrar su éxito entre el público.

El Ford Ranger Raptor Special Edition ofrece una estética más agresiva gracias a nuevos «adornos»

Se trata del Ford Ranger Raptor Special Edition. Como podéis entender se trata de una de las opciones más potentes y «macarras» de la gama. Lo triste es que básicamente es un paquete visual que agrega ciertas mejoras estéticas por dentro y por fuera. En primer lugar, destaca por tres tonos nuevos para vestir su carrocería: Performance Blue, Conquer Grey y Frozen White. Como complemento, aparecen varios stickers…

Así, tenemos las bandas gemelas pintadas en negro mate con líneas de contraste rojas. Este elemento se extiende desde el capó hasta el portón que da acceso a la bañera de carga. El techo, las aletas traseras o la parte inferior también presumen de ellas. Los paragolpes, las manillas de las puertas y la parrilla frontal están acabados en tono negro mate. Además, los ganchos de remolque delanteros están pintados, a contraste, en color rojo.

Ford Ranger: Dos nuevas versiones especiales llegan a la gama europea

De puertas adentro también hay cambios. Parece más deportiva, aunque esto se debe más bien a la adición de unas costuras rojas en el volante, el panel de instrumentos y las puertas. Como complemento hay una tapicería de cuero exclusiva de esta versión. Además, y también en exclusiva, cuenta con un panel de instrumentos Raceway Grey. Por último vamos a hablar de su técnica. Al estar destinada para Europa, el corazón que late bajo su capó es diésel…

Como podréis adivinar, se encomienda al bloque 2.0 EcoBlue Bi-turbo con 213 CV de potencia y 500 Nm de par. Su gestión está encomendada a una transmisión de corte automática con 10 velocidades. Entre las ventajas, el chasis Ford Performance cuenta con una altura superior en 5,1 centímetros. Y hasta aquí podemos leer, pues hasta que no llegue a los concesionarios, en octubre, no tendremos su precio. Habrá que esperar un poco más…

Fuente – Ford

Source link

0 Comments

Leave a Comment