Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi logo marcas

El terremoto que Carlos Ghosn creó en el seno de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi aún registra réplicas. De su precipitada salida del conglomerado franco nipón y detención por fraude fiscal hace ya casi tres años. Sin embargo, parece que el ejecutivo brasileño-franco-libanés está dispuesto a dar guerra por unos u otros motivos. Ahora, vuelve a la primera línea informativa por una supuesta reclamación salarial a Nissan y Mitsubishi.

Si hacéis un poco de memoria, recordaréis que hace unos años Nissan compró un porcentaje mayoritario del capital de Mitsubishi. Gracias a esta jugada maestra se hacía con su control, incrementando su volumen respecto a su socia, Renault. Pues bien, la gestión de ambas cayó en manos de Carlos Ghosn, que se erigió como su presidente. Sin embargo, parece que el sueldo que se «atribuyó» no era todo lo justo que debiera a ojos de una y otra.

Carlos Ghosn debe devolver a Nissan Mitsubishi 5 millones de euros en salarios

Cuando Ghosn fue detenido en 2018 interpuso una demanda contra Nissan-Mitsubishi BV por impago de salarios atrasados ​​y finiquito por despido. Según sus cuentas, esta cantidad ascendía a 15 millones de euros y las razones que aducía para tan abultada cifra eran varias. No en vano, la principal tenía que ver con que Nissan y Mitsubishi habían violado las leyes laborales holandesas cuando «prescindieron» de sus servicios en 2019.

El tribunal encargado de dirimir esta cuestión tiene sede en Ámsterdam, pues es donde se ubica la sede social de la empresa conjunta de Nissan y Mitsubishi. Pues bien, una vez atendidas las alegaciones de ambas partes, han dictado una sentencia. Según la sala encargada del procedimiento, Carlos Ghosn no solo no tiene razón en su queja, sino que tiene que pagar a ambos fabricantes. Sí, porque todo apunta a que su contrato no era válido.

Carlos Ghosn, el presidente de Renault-Nissan, detenido en Japón por fraude fiscal

Y os preguntaréis ¿Cómo que su contrato no era válido si desde hacía años trabajaba para la Alianza? Fácil, ya que todo apunta a que no tenía el consentimiento de las juntas directivas de Nissan y Mitsubishi. Ahora, este tribunal le encomienda a reembolsar la misma cantidad que recibió, en concepto de salarios y pagos varios, entre los meses de abril y noviembre de 2018. Esto es, unos 5 millones de euros siempre según la versión del las marcas.

Habrá que ver en qué queda esto, pues Carlos Ghosn está dispuesto a reclamar hasta el final. El problema es que con su fuga al Líbano, no facilita las cosas y más al no dar la cara para defenderse. Da que pensar…

Fuente – Reuters

Source link

0 Comments

Leave a Comment