Prueba del Kia Stonic Hybrid GT Line

Esta semana hemos tenido la oportunidad de probar la nueva versión del Kia Stonic: la variante Hybrid con el acabado GT-Line. Una configuración que le sienta muy bien al pequeño B- SUV, con la que hemos comprobado si de verdad gana en deportividad y ecología.

En concreto, la unidad que hemos probado equipa el motor de tricilíndrico T-GDi MHEV 1.0 de 100 CV, combinado con la caja de cambios manual inteligente de 6 velocidades. Es decir, una combinación que a priori parece muy convencional, pero que esconde grandes dosis de tecnología.

Por la parte del motor, las siglas MHEV hacen referencia al sistema microhíbrido de 48 V que ayuda al de combustión para ahorrar combustible. Por la parte del cambio manual, se gana el apelativo de inteligente por el sistema iMT,. Gracias a él, puede funcionar a vela, apagando y desconectando el motor para aprovechar las inercias. Veremos qué tal le sientan estos cambios al Stonic con motor gasolina, y si realmente se nota un ahorro de combustible.

Vista lateral del pequeño B-SUV

En cuanto al diseño, también hemos podido ver en persona el nuevo acabado GT Line para el Kia Stonic. Que se sitúa como el más equipado y completo del modelo, por encima de los acabados Concept y Drive.

Gracias a esto, también hemos puesto a prueba las modificaciones que aporta al pequeño SUV. El sobrenombre GT Line no solo hace alusión a modificaciones en la carrocería y el interior sino que, según sus responsables, se deja notar en el apartado dinámico.

El acabado GT Line

Antes de entrar en estas cuestiones, damos un pequeño repaso a los cambios estéticos que supone el nuevo Kia Stonic GT Line. Si se compara con el diseño que ya mostramos en la anterior prueba de este modelo, se aprecian retoques en el morro, las luces antiniebla, las llantas, el parachoques trasero y el interior.

Trasera del Kia Stonic Hybrid GT Line

Destacan las tres aberturas bajo la falsa parrilla superior (la verdadera entrada de aire está abajo), que le dan un toque claramente más deportivo. También contribuye a esto la nueva colocación de las luces antiniebla, que se integran con el embellecedor color aluminio. En su antiguo lugar, han incluido unas tomas de aire falsas de color negro. Detrás destacan las nuevas luces antiniebla y de marcha atrás, además de dos tubos de escape poligonales a ambos lados.

Dentro del Kia Stonic GT Line

Y ya pasando al interior, el Kia Stonic tiene un salpicadero alto comparado con otros coches del segmento, que dan sensación de amplitud; un volante forrado en cuero perforado (GT Line), un navegador de 8 pulgadas en lugar de las 7 que tenía antes, asientos mixtos de cuero y tela con ribetes blancos, además de algunos embellecedores con aspecto de fibra de carbono. Es decir, un repertorio de retoques estéticos que le dan un aspecto más deportivo y atractivo, como ya vimos en otros modelos como el Kia Picanto que probamos, y que puedes ver en el siguiente vídeo:

En cuanto al espacio interior, se mantiene igual que siempre. Es decir, unas plazas delanteras aptas para personas de gran tamaño y unas traseras pensadas más bien para dos personas (la plaza central no es muy practicable). Aun así, los dos ocupantes que vayan detrás pueden ser grandes, con una altura aproximada máxima de 1,85 metros.

En cuanto al maletero, el Kia Stonic Hybrid es capaz de albergar hasta 352 litros, que se convierten en 1.155 con los asientos abatidos. Aunque no es de los mejores del segmento B-SUV, sí que tiene unas formas muy aprovechables y un fondo plano con los respaldos bajados del todo. Además de una boca de carga de gran tamaño. Competidores como el Renault Captur o el Peugeot 2008, tienen 434 l y 422 l respectivamente, pero también es cierto que son más largos, perdiendo algo de practicidad en el aparcamiento.

Artículo relacionado:

Cómo funciona un coche híbrido eléctrico o HEV

Maletero del Kia Stonic

El motor gasolina con etiqueta ECO

El pequeño T-GDi MHEV 1.0 de 100 CV se ha comportado muy bien durante toda la prueba. Principalmente por dos motivos: el primero, que a pesar de ser tricilíndrico, no hemos notado vibraciones molestas al ralentí o acelerando a bajas vueltas. Un mal muy común en este tipo de motores. El segundo, que empuja adecuadamente sin necesidad de revolucionarse mucho. La entrega de sus 172 Nm par máximo desde las 1.500 rpm hasta las 4.000 rpm son muy de agradecer y ayudan a no tener que estar echando mano del cambio continuamente.

Los 100 CV de este motor son suficientes para el Kia Stonic, pero no se debe esperar más que un desempeño racional. Los cerca de 1.200 kg de este coche no le permiten ningún alarde en adelantamientos o incorporaciones con poco recorrido. Para solucionarlo, mejor optar por los 120 CV, que desde nuestro punto de vista es más adecuado si se tiene presupuesto suficiente (menos de 1.000 euros más).

¿De verdad es un cambio inteligente?

Cambio manual inteligente de 6 velocidades iMT

El cambio iMT de Kia permite algo más de ahorro de combustible gracias al apagado del motor y la desconexión del cambio para aprovechar la inercia. Esta solución, es una especie de Start-stop con el coche en movimiento, que puede alcanzar su máxima eficacia cuando el conductor se acostumbre a él. Solo hay que asimilar que el motor no retendrá nada al dejar de acelerar en llano, así que podemos aprovecharlo para consumir menos si nos anticipamos adecuadamente.

Sabiendo esto, cabe preguntarse si esto causará algún problema cuando lo que queremos es usar el freno motor, por ejemplo en una cuesta abajo. La respuesta es no. Para estos casos, los ingenieros de Kia han optado por todo lo contrario. Si hay cuesta abajo, no solo se aplica el freno motor, si no que se nota algo más de retención de lo que se esperaría en un motor gasolina tan pequeño. Momento en el que las baterías del sistema microhíbrido de 48 V se está recargando.

Según nuestra opinión, el cambio iMT se gana su nombre de inteligente, precisamente por este doble comportamiento. Porque aunque no vaya actuar siempre igual (a veces retiene y a veces no), lo hace en momentos muy claros, que permiten al conductor hacerse con él sin sorpresas (cuesta abajo o en llano). Un ejemplo de todo lo contrario es el Modo B del Clio E-Tech, que retiene más el coche siempre, excepto cuando la batería está cargada. Algo que puede pillar por sorpresa al conductor, que ni mucho menos tiene que estar pendiente del nivel de carga de las baterías híbridas. En el siguiente vídeo, puedes ver este problema claramente:

Consumos del Kia Stonic Hybrid

La prueba que hemos podido hacer de este coche ha sido corta, pero sí que hemos podido hacernos una idea de como afectan el sistema microhíbrido y el cambio iMT al consumo. Efectivamente, se nota un descenso del gasto de combustible en los tramos de ciudad y carretera convencional que hemos recorrido. Aproximadamente 0,3 menos que en los consumos obtenidos en la prueba del modelo con el desaparecido acabado Tech y sin estos sistemas.

Al volante del nuevo Kia Stonic Hybrid GT Line

En el apartado dinámico, por el contrario, tenemos que decir que no hemos podido percibir una diferencia notable en el comportamiento del Stonic GT Line. Según los responsables de la marca, la suspensión ha sido retocada ligeramente para transmitir más y reducir el balanceo en curvas. Sin embargo, si estos retoques tienen algún efecto práctico, no hemos podido notarlo en los tramos de montaña recorridos.

Como ya vimos en la prueba antes mencionada, el Stonic ya tiene un tarado de la suspensión algo más enfocado al dinamismo que al confort, aunque no llegue a ser incómodo. Así que no es un apartado en el que se echen en falta retoques más significativos. Si se elige el acabado GT Line, recomendamos que sea por su nivel de equipamiento y retoques de diseño, no por buscar una deportividad entre curvas mucho mayor.

Más equipamiento nuevo para el Stonic

Más allá del extra de tecnología para la reducción de combustible, entre los cambios del Stonic destacan los equipamientos como el ajuste en altura del asiento del acompañante y, sobre todo, el control de frenada en curva. Éste último, no le otorga ninguna capacidad dinámica añadida al Stonic en condiciones normales, pero sí una mayor seguridad si hay que pisar a fondo el freno de improviso mientras se gira.

A parte de la pantalla táctil de mayor tamaño, este modelo tiene una mejor conectividad, gracias al bluetooth multiconexión (varios dispositivos al mismo tiempo) y una nueva pantalla en el centro de la instrumentación de 4,2 pulgadas.

Trasera del Kia Stonic

Resumen

En resumidas cuentas, el Kia Stonic Hybrid GT Line, es mejor coche en todos los sentidos. Algo que se deja notar también en la factura, como no podía ser de otra forma con la lista de nuevas tecnologías. Su precio según el configurador de la marca es de 19.784 euros gracias al descuento de 5.156 euros (motor 100 CV y cambio manual). Con ello, consigue la etiqueta ECO y las consiguientes ventajas como la de aparcamiento en algunas ciudades.

Consume menos, mantiene su buen dinamismo y tiene más equipamiento. Todo ello sin olvidar el diseño del acabado GT Line que en la redacción ha gustado mucho y entendemos que tendrá el mismo éxito que en otros modelos de la marca como el Picanto o el Ceed.

Equipamiento del Kia GT Line

Interior del acabado GT Line

  • Asientos del conductor y pasajero regulables en altura
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Manecillas interiores cromadas
  • Red de maletero
  • Reposabrazos delantero central
  • Volante y palanca de cambios en piel
  • Sistema de botón de arranque electrónico + Llave inteligente
  • Barras de Techo
  • Combinación ópticas traseras con tecnología LED
  • Faros antiniebla delanteros LED
  • Luces de circulación diurna con tecnología LED
  • Lunas oscurecidas
  • Neumáticos 205/55 con llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Retrovisores exteriores eléctricos, calefactables y plegables, con el intermitente incorporado
  • Sensor de luces y lluvia
  • Ópticas de iluminación fija automática en giro
  • ISG (Intelligent Stop & Go)
  • Asistencia para seguimiento de carril con tráfico intenso
  • Cargador USB Plazas Traseras
  • Climatizador automático
  • Control de crucero
  • Panel de instrumentos con pantalla LCD de 4,2 pulgadas
  • Retrovisor interior electrocrómico
  • Sistema de asistencia de frenada de emergencia (colisión frontal)
  • El Sistema de asistencia de mantenimiento de carril
  • Sistema de control de presión de los neumáticos
  • Tapicería GT Line
  • Bluetooth
  • Navegador UVO Connect con cámara de visión trasera
  • Android Auto / Apple Carplay
  • Servicios de conectividad Kia
  • Pantalla táctil de 8 pulgadas

Precios del Kia Stonic Hybrid GT Line

Parachoques delantero y parrilla del Kia Stonic Hybrid GT Line

Los precios del Kia Stonic Hybrid GT Line incluyen un descuento de la marca de 5.156 euros que ya está incluido en los precios que se muestran a continuación.

Motor Potencia Cambio Acabado Precio PVP
Potencia Motor Cambio Acabado Precio PVP
100 CV 1.0 T-GDi MHEV GT Line Manual 6 vel. iMT 19.784 euros
120 CV 1.0 T-GDi MHEV GT Line Manual 6 vel. iMT 20.509 euros
120 CV 1.0 T-GDi MHEV GT Line Automático 7 vel. DCT 22.109 euros

Galería del Kia Stonic Hybrid GT Line

Source link

0 Comments

Leave a Comment