El mundo del marketing y de la comunicación es tan amplio que es imposible dominarlo al completo. Dentro de esta inmensa amalgama de posibilidades hay una que lleva muchos años acompañando a los conductores de todo el mundo. Nos referimos, como no podía ser de otra forma, a las vallas publicitarias. Sí, esos carteles tan grandes e incluso luminosos que, tanto en las ciudades como carreteras, nos «venden» productos y servicios tan variopintos.

La efectividad (en número de impactos visuales) de las vallas publicitarias es muy baja, pero aún son muy útiles para según qué campañas publicitarias. Pero os pregunto ¿Y si las vallas publicitarias pudieran acabar dentro de los coches? Pues esa posibilidad está cada vez más cerca de ser una realidad y sino, que se lo pregunten a Ford. Eso es, y esto se debe a que el Blue Oval ha patentado una nueva innovación técnica para meter publicidad en sus coches.

Ford todavía no ha anunciado qué hará con esta patente… publicitaria

Según el expediente que han remitido a la United States Patent and Trademark Office (USPTO), Ford ha creado un sistema capaz de leer la publicidad de las vallas adyacentes a la carretera. Esta información, a su vez, pasa a ser proyectada, como una ventana emergente, en la pantalla central del sistema infotainment. De este modo, tanto el conductor como el pasajero puedan ver con más claridad qué producto o servicio se vende en este espacio.

Revisando los documentos, vemos que Ford define a esta tecnología como un «interfaz de vallas publicitarias para pantallas de vehículos». Pero ellos quieren ir un paso más allá. Al parecer, permitirá que se muestre un hipervínculo que permita a los pasajeros acceder al producto para su compra u obtener más información. Amén de que podría combinarse con el navegador para establecer una ruta con la que llegar a la tienda o restaurante.

Ford apuesta por Google y usará el sistema Android a partir del año 2023

Por el momento no tenemos más datos al respecto, pero esta nueva tecnología abre «un melón» muy jugoso y complicado. Jugoso porque podría proveer de ingentes recursos económicos a las marcas que lo empleen en sus modelos. Y complicado porque implica problemas éticos en cuanto a pertinencia de los mensajes y posible peligrosidad a la hora de crear distracciones al conductor. No en vano se nos ocurre una solución…

Que los mensajes sólo sean visibles en la pantalla cuando el vehículo esté detenido. No en vano, no nos parece ético que las marcas metan publicidad en nuestros coches de esta forma. Sobre todo porque si ya es peligroso atender a la carretera, vigilar que no haya ningún radar escondido, comprobar las pantallas o sistemas activos de seguridad meter un factor más en la ecuación podría ser muy perjudicial para conductor, pasajero y demás actores.

A ver qué piensan las asociaciones de conductores de todo el mundo… ¿No?

Fuente – United States Patent and Trademark OfficeUSPTOFord Motor Company – Billboard interfaces for vehicle displays

Source link

0 Comments

Leave a Comment