El Bentley Flying Spur es una de las berlinas premium, de segmento F, más exclusivas y lujosas del mundo. La tercera, y actual, generación aterrizó en el mercado en el año 2019 y lo hacía como la más tecnológica de todas. Esto se lo debe a que el Grupo Volkswagen dio luz verde a sus ingenieros para que usaran la plataforma MSB creada por Porsche. Ahora, tras un par de años a la venta los directivos de la marca han decidido darle una vuelta de tuerca.

No es que el Bentley Flying Spur se viera viejo o anticuado respecto a sus rivales, pero quizá más sobrio. Por ello, de cara al año 2022 llegarán una serie de cambios que hacen su imagen más agresiva. Como podéis ver en las fotos, son limitados, aunque notables. Además, el equipamiento también ha sido puesto al día, con más dotación en las versiones de acceso a la gama. Te contamos sus secretos para mantener su estatus y seguir en la senda del éxito.

Los cambios del Bentley Flying Spur se centran en los acabados y dotación

Si echamos un vistazo a la carrocería, lo primero que llama la atención es el tono Cambrian Grey. Es totalmente nuevo y se suma a los 63 colores que forman parte de la amplia paleta de colores del Flying Spur. A contraste, como adorno, cuenta con una serie de elementos, parrilla, llantas o molduras laterales, acabados en negro brillante. El resto de líneas y elementos que conforman el código estético de la berlina inglesa se mantienen sin cambios.

De puertas adentro el Bentley Flying Spur cuenta con materiales más cuidados. Entre las novedades destacamos las molduras de madera de poros abiertos en los tonos Liquid Amber, Dark Burr Walnut y Tamo Ash. Ahora la capa de laca protectora es de 0,1 milímetros, dejando que la textura original de la madera quede al descubierto para que los ocupantes la puedan sentir. Además, el ionizador del climatizador es de serie desde el acabado más básico.

Artículo relacionado:

Bentley Flying Spur V8: Lujo y deportividad al alcance de sólo unos pocos

Por último hablaremos de la dotación del revisado Flying Spur. El Pack City será de serie (antes opcional) y le dotará de ayudas como reconocimiento de señales de tráfico, apertura del maletero manos libres, advertencia de tráfico en reversa, cámara de visión superior, iluminación de bienvenida y espejos con atenuación automática. Todo acompañado de una mejorada acústica interior gracias a la colaboración de la empresa ESI Group.

Fuente – Bentley

Source link

0 Comments

Leave a Comment