El Citroën Ami fue una de las grandes sorpresas del pasado año 2020. Cuando el extinto Grupo PSA presentó en sociedad este peculiar vehículo cuadriciclo nos hizo mucha, mucha, gracia. Sobre todo, porque tienen la intención volver a popularizar un tipo de movilidad en el que otras marcas ya han fracasado antes. Baste el ejemplo de lo que pasó con el Toyota iQ, aunque las cosas como son, uno y otro modelo tienen poco, por no decir nada, que ver.

De entrada, Citroën define al Ami como un «objeto de movilidad». Por tanto, partiendo de esta premisa, ya sabemos que no estamos ante un vehículo al uso. Además, su tren motriz eléctrico de «limitado» alcance es otro de los condicionantes que tendremos a la hora de su uso. Aún así, Stellantis quiere que sea un producto de éxito y eso pasa porque el público le vea utilidad. Así es que aquí llega la versión «industrial», el Citroën My Ami Cargo.

El Citroën My Ami Cargo tiene una capacidad máxima de carga útil de 140 kilos o un máximo de 400 litros

 

Como podéis ver, el Citroën My Ami Cargo no sufre cambio respecto a su hermano. Las novedades llegan de puertas adentro, que es donde este pequeño debe demostrar todo lo que vale. Así, principal diferencia que tenemos es la pérdida del asiento del pasajero. Ahora pasa a ser un monoplaza y su espacio queda reservado a un módulo de polipropileno con siete zonas para transportar diferentes objetos.

Otra de las novedades es la instalación de un piso ajustable en dos posiciones. A él se suma un estante modular y un separador vertical que sirve para dividir el espacio del conductor y del área de carga. De esta forma, el Citroën My Ami Cargo puede ofrecer una capacidad de carga de hasta 140 kilos. En cuanto al volumen, combinando los diferentes espacios que ofrece, oscila entre los 260 litros y los 400 litros.

Artículo relacionado:

El Citroën Ami One Concept presenta la movilidad futura para todos

Esta versatilidad interior, acompañada del la maniobrabilidad exterior, debería convertir al Citroën My Ami Cargo en un aliado de las empresas de reparto. Recordar que mide 2,41 metros de largo, 1,39 metros de ancho y 1,52 metros de alto. Además, aporta un radio de giro de 7,2 metros, cifra récord en el sector. La pega es que por tamaño no podrá transportar objetos voluminosos, aunque la potencia de su tren motriz tampoco ayudará.

Sobre todo porque el Citroën My Ami Cargo conserva el propulsor de su hermano. Esto es, que su motor eléctrico ofrece solo 6 kW (8,16 CV) de potencia. Para alimentarse recurre a una batería de ion litio de 5,5 kWh de capacidad. Por tanto, su autonomía se limita a unos 75 kilómetros con unas 3 horas de recarga en un enchufe doméstico. Su llegada a Francia está prevista para el mes de junio y más tarde llegará a otras regiones de Europa.

Fuente – Citroën

Source link

0 Comments

Leave a Comment