Cuando el extinto Grupo PSA diseñó la plataforma EMP2 lo hicieron con miras a un futuro electrificado. No en vano, ha sido la llave que les ha permitido crear modelos como el impresionante Peugeot 508 PSE. Con todo, una de las principales pegas que le podíamos poner era su inadaptación para la total electrificación de su gama. Hasta ahora, que hemos sabido que esta base es la elegida para que Stellantis se adelante a todos sus rivales del sector.

Y diréis ¿Qué va a hacer ahora Stellantis? Sencillo, lanzar al mercado una serie de furgonetas eléctricas. Sí, pero no como las que conocemos ahora, sino que va a ofrecer una tecnología inédita. Sin hacer ruido, han creado un nuevo tren motriz alimentado por hidrógeno líquido FCEV que permite ampliar su gama de comerciales de cero emisiones. Atentos a la solución que han empleado, porque parece la más avanzada de todas las que conocemos.

Stellantis ha creado este tren motriz de hidrógeno con la ayuda de Faurecia y Symbio

Para dar vida a sus furgonetas de hidrógeno, Stellantis ha empleado la misma base EMP2 que da vida al Citroën ë-Jumpy. La principal diferencia entre ambos vehículos está en los órganos mecánicos que componen el tren motriz. En esta iteración, la parte baja de la plataforma acogerá tres tanques para el hidrógeno de 700 bar. Además, hay espacio para una batería de ion litio que alimenta al motor en caso de no tener combustible.

Por tanto, estamos ante un vehículo híbrido que usa la energía de la batería con la de los tanques de hidrógeno líquido. Esto se debe a la posibilidad que existe de cargar la batería a través de un puerto de carga externo. De esta forma, a los 400 kilómetros de autonomía con hidrógeno, habría que sumar los 50 kilómetros extra que aporta este acumulador. Todo, en teoría, sin restar capacidad al espacio destinado a pasajeros y carga.

Artículo relacionado:

Stellantis arranca su andadura con resultados a la baja aunque «sólidos»

Otro de los beneficios del sistema de pila de hidrógeno de Stellantis es el tiempo de recarga. Según aseguran, la maniobra para llenar los tres tanques será de unos tres minutos. Esta marca es impresionante y más cuando sabemos que el total de hidrógeno que puede trasportar es de 120 litros. Pero además, los ingenieros que se han encargado de su desarrollo, en Ruesselsheim (Alemania), podrían adaptarlo para su uso en automóviles de pasajeros.

La llegada al mercado de esta innovación está prevista para el presente año 2021. No obstante, hay un pequeño problema: se limitarán a Citroën, Opel y Peugeot. Por ahora Fiat Industrial se queda fuera, aunque es normal. Hasta que el Fiat Dobló no salte de generación y adopte la plataforma EMP2 no podrá sumarse a la moda del hidrógeno. Sea como fuere, es un golpe en la mesa que el Grupo Volkswagen o Toyota no habían previsto.

Jaque mate.

Fuente – StellantisStellantis Hydrogen FuelCell Zero Emission press kit

Source link

0 Comments

Leave a Comment