Aunque el sector del automóvil ha virado hacia la electrificación, hay segmentos que jamás podrán desaparecer del mercado. Uno de los más minoritarios, exclusivos y apasionantes es el de los superdeportivos. Su volumen de ventas es limitado, muy limitado, pero a cambio su capacidad de representación es muy elevada. Teniendo en cuenta sus bondades, no es extraño que de vez en cuando aparezcan nuevas firmas ofreciendo modelos de este tipo.

Una de las firmas que está dispuesta a revolucionar el mundo de los superdeportivos es Bak Motors. Su nombre igual no os suena de nada, pero llevan un tiempo trabajando en esta dirección. De hecho, en cuestión de un par de meses conoceremos los primeros detalles de su superdeportivo. Por el momento lo único que han anunciado es su nombre y el diseñador encargado de darle forma. Se llamará Kincsem Hyper-GT y lo ha «parido» Ian Callum.

El Kincsem Hyper-GT debe su nombre a un caballo de carreras húngaro

Según han explicado los responsables de Bak Motors, Kincsem es la primera marca digital con una cartera diversa. Y os preguntaréis ¿Qué significa eso? Pues no tenemos una explicación, pero podemos intuir que se refiere al modelo de venta que tendrán sus modelos. A ello hay que sumar que bajo el motor de sus deportivos se alojará la mejor tecnología del mundo. Es más, apuntan a que serán híbridos y heredarán tecnología de la Fórmula 1.

La fecha de debut de esta nueva firma está fijada para el próximo verano. El primer producto que lanzarán al mercado será una nueva generación de Hyper-GT. Su desarrollado ha tenido lugar en Gran Bretaña y el diseño ha corrido a cargo del estudio de diseño de Ian Callum. Para ilustrar su trabajo han publicado dos teasers. Como veis las imágenes dan pocas pistas, pues no se ve más que las líneas que definen la vista lateral del Kincsem Hyper-GT.

Artículo relacionado:

Studio AVA resucitará al Chevrolet Corvette C2 Stingray ¿Sabes cómo?

El segundo teaser es más curioso, pues en él no se ve un coche, sino un caballo. Y esta es una de las curiosidades que envuelve a la marca Kincsem. Para aquellos que no lo sepan, su nombre se inspira en Kin-chem, el caballo de carreras de pura sangre anglo-húngaro que ganó más carreras que cualquier caballo en la historia del deporte. Así es como descubrimos que Kincsem es la marca de lujo de BAK Motors, dedicada a ampliar los límites del lujo supremo.

Para conocer sus detalles aún habrá que esperar un poco, pero el proyecto tiene muy buena pinta. Sobre todo, si el gran Ian Callum está tras la parte creativa. Lo complicado va a ser la parte técnica y, sobre todo, la comercial.

Fuente – Bak MotorsKincsemCallumdesign

Source link

0 Comments

Leave a Comment