El Bentley Continental GT es uno de los superdeportivos más lujosos y exclusivos del mundo. A ambas cualidades hay que sumar un diseño atemporal, que gusta a un público realmente amplio, y una dinámica de conducción muy deportiva. Con todo, la firma inglesa quiere satisfacer las necesidades de sus fieles y parece que necesitan un nivel de prestaciones mayor. Es así como nace el modelo más potente de la marca: el Continental GT Speed.

El desarrollo técnico del Bentley Continental GT Speed lleva un tiempo cociéndose en las oficinas del Grupo Volkswagen. Para darle forma, el equipo de ingenieros de la marca ha partido de la mecánica más potente de la gama. Pero además, este modelo recibe una serie de elementos estéticos que le aporta una imagen más imponente. Si te gusta te contamos sus secretos, más que nada para que hagas «hucha» y puedas pagar su astronómico precio.

El Bentley Continental GT Speed acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 3,6 segundos

Comenzando por su imagen, el Continental GT Speed estrena parrilla frontal, tomas de aire del paragolpes y estribos laterales en acabado Dark Tint. El logo cromado «Speed» aparece en el paragolpes y la «B» de la firma oculta un «12» tras el paso de rueda delantero. Como adorno, los pasos de rueda pueden contar con diferentes molduras acabadas en negro brillante o plata. En la zaga, no podemos obviar las salidas de escape o la fibra del difusor.

De puertas adentro, su imagen combina deportividad y exclusividad a partes iguales. Así, tenemos un habitáculo vestido en cuero Alcántara de dos tonos que se extiende por asientos, volante y salpicadero. Opcionalmente, esta zona puede lucir una moldura de aluminio acabada en Dark Tint. Tampoco podemos pasar por alto la pantalla giratoria que, por una parte oculta el monitor táctil y por la otra cuenta con los tres relojes de Bentley.

Artículo relacionado:

Bentley Continental GT Mulliner: Gran matrimonio entre lujo y deportividad

Con todo, lo importante del exclusivo Bentley Continental GT Speed está bajo su piel. Los ingenieros de la marca han confiado en el bloque 6.0 litros W12 Twin-Turbo al que han introducido una serie de cambios. Ahora, su rendimiento crece hasta alcanzar los 660 CV de potencia y 900 Nm de par máximo. La gestión corre a cargo de una revisada transmisión automática de 8 velocidades con un modo Sport ajustado para la ocasión.

Esta combinación permite al Continental GT Speed ofrecer unas prestaciones de infarto. Pasa de 0 a 100 kilómetros por hora en 3,6 segundos y firma una velocidad máxima de 335 kilómetros por hora. Para gestionar este potencial, la dirección ha sido puesta a punto con una nueva función de dirección electrónica a las cuatro ruedas. Además, la suspensión cuenta con el sistema Bentley Dynamic Ride que reduce el balanceo de la carrocería.

Fuente – Bentley

Source link

0 Comments

Leave a Comment