El segmento premium es uno de los más rentables y lucrativos del sector del automóvil. Su modo de funcionar nada tiene que ver con el de los demás, pues aquí las marcas lo que venden es un intangible. Quizá muchos os preguntaréis ¿Qué es eso? Pues es muy sencillo: una sensación de pertenencia a un club único y exclusivo al que pocas personas pueden acceder. El problema es que para poder ofrecerlo no todas las firmas están preparadas.

Uno de los modelos que más nos ha sorprendido, para bien, es el nuevo Kia K8. La firma asiática lleva varios años luchando por hacerse un hueco en el segmento premium. Lo han intentado con modelos muy conseguidos y con una calidad de ejecución notable. Sin embargo, no terminaban de cuajar en el mercado porque su imagen de marca aún está asociada al mundo generalista. Pero cuidado, que este K8 podría cambiar la sensación para siempre.

La calidad, el cuidado por el detalle y la tecnología del Kia K8 son soberbios

Hace unos días Kia publicó una nota de prensa en la que mostraba al mundo las primeras imágenes oficiales del nuevo K8. En ellas pudimos ver cómo evoluciona su código estético y se adapta a los nuevos tiempos. Sobre todo por el rumbo que han tomado la típica parrilla Tiger Nose o el recién estrenado logo de la marca. Ahora, sigue los mismos pasos y publica nuevo material gráfico. En este caso, corresponde a su elaborado y cuidado interior.

Si revisamos las imágenes, lo primero que llama la atención es el cuadro de instrumentos digital configurable de 12 pulgadas. Junto a él tenemos una pantalla de información y entretenimiento con el mismo tamaño. Ambas comparten plano, ya que se insertan en una única moldura curva que está orientada hacia el conductor. En la zona intermedia están los controles para el sistema HVAC y los accesos directos al sistema de infotainment.

Artículo relacionado:

Kia K8: Las berlinas de corte premium tienen un nuevo, e interesante, rival

El volante es nuevo respecto al resto de modelos de la gama Kia. Ahora tiene un cubo central alargado y controles auxiliares en los brazos de nueva factura. Si pasamos al túnel central apreciamos las molduras en madera que lo recubren. Tampoco podemos pasar por alto el selector circular para gestionar la transmisión o los que sirven para regular la temperatura de los asientos. Con todo, tampoco podemos obviar el diseño y calidad de la tapicería.

Está confeccionada en cuero Nappa e incluye un patrón de rombos en relieve en áreas como los cojines de los asientos o los paneles de las puertas. Como complemento para la decoración Kia usa su tecnología de iluminación ambiental Star Cloud para iluminar las molduras de las puertas y otras áreas del salpicadero. Todo ello aporta un toque de distinción no conocido hasta ahora que lo acerca a rivales como el Audi A8 o el BMW Serie 7.

Su debut oficial tendrá lugar muy pronto, aunque lo peor de todo es que no llegará a venderse en Europa. Una pena.

Fuente – Kia

Source link

0 Comments

Leave a Comment