Williams FW43B

El pasado año, el histórico equipo Williams no estaba pasando por sus mejores momentos. Para paliar esta crisis, la familia Williams decidió buscar ayuda económica. Entonces entró en escena Dorilton Capital. Este grupo de inversiones no solo inyectó dinero en el equipo, sino que se quedó con la propiedad del mismo. Así que, este Williams FW43B es el primero de esta propiedad, y el primero también sin miembros de Williams en la Fórmula 1.

Es triste que ya no estén involucrados con el proyecto pero, afortunadamente no ha desaparecido el nombre, ya que se han comprometido a mantenerlo. Además de esos cambios, por los que ya no veremos a Frank ni a Claire en la parrilla (a no ser que vayan como invitados), también hay otros retoques en el diseño de este nuevo monoplaza, así como en su diseño, con el azul, blanco y toques en amarillo en homenaje a la época dorada del equipo.

Esos colores quizás quieren mostrar a los aficionados y fanáticos de Williams precisamente eso, que no han perdido su esencia pese al cambio de familia. De hecho, Jost Capito, el nuevo director ejecutivo de Williams (ex de Volkswagen en el WEC o de McLaren en F1), ha destacado esto mismo, el ADN de Williams y de los coches de los 80s y 90s.

Por otro lado, como ya sabes, este coche seguirá estando en manos de Nicholas Latifi y de George Russell una temporada más. Ambos tienen ya experiencia con este modelo que ha cambiado bastante poco debido a las restricciones de este año, con solo esos dos tokens posibles…

Zona frontal

FW43B ala

En la vista frontal no se aprecian cambios evidentes en casi ningún elemento de este Williams FW43B.  Pero sí que parece que los flaps del ala delantera se han modificado en parte. Parecen similares a los que terminaron en el FW43 de la temporada pasada, en cambio, parece que el extermo interno de estos flaps es más prolongado, terminando en esas puntas que puedes ver en la imagen y que permiten generar los famosos vórtices que he indicado en otros análisis de otros coches (véase Y250).

También sigue anclando esos flaps en una zona más baja del endplate en su zona externa. Es decir, esa filosofía radical que introdujo el Alfa Romeo Sauber y que luego copiaron otros muchos. De esa manera, se consigue ese efecto upwash que se minimizón con la prohibición de elementos complejos sobre la parte externa del ala como en temporadas anteriores. Algo importante no para el ala delantera en sí, sino para la carga aerodinámica generada por el propio fondo plano/difusor.

Williams FW43B frontal

En esta imagen también se aprecia que el morro tampoco ha cambiado con respecto al del pasado año, sigue conservando la misma arquitectura y con la ranura del S-Duct aún presente. Además, los pontones o sidepods siguen conservando su misma forma y tamaño, según da la sensación en la imagen. Ya el pasado año se adelgazaron para ofrecer menor resistencia aerodinámica o drag, y dejar pasar mayor cantidad de aire hacia la zona trasera. Como puedes ver, son bastante reducidos, con aperturas delgadas y elevadas al máximo, para dejar una «cintura» más estrecha en la zona más baja para dejar canales para que el aire viaje hacia atrás.

Suspensión delantera y conductos de frenos delanteros tampoco parecen distintos a los que terminaron la temporada pasada, ni tampoco otros perfiles aerodinámicos como esos «cuernos» del morro o canards…

Zona media

Williams FW43B lateral

En la zona media, se ha seguido el mismo diseño del pasado año, dados los pocos retoques que permite hacer el reglamento de este año. Sus bargeboards y otros perfiles de la compleja zona media siguen siendo casi idénticos a los que terminaron la última carrera de 2020. Además, los espejos retrovisores siguen teniendo unos deflectores similares a los de otros coches para ayudar a reconducir el flujo de aire que viaja por encima de los pontones por la acción de estos perfiles del Williams FW43B.

En cuanto al airbox, sigue siendo el mismo diseño que el del FW42, que también se continuó en el FW43 y sigue estando presente. Presenta una toma bastante reducida en comparación con otros equipos, con la estructura antivuelco cruzando la apertura y dividiendo ésta en tres canales principales para refrigerar el ERS, el intercooler, y también para alimentar la admisión del motor (en este caso el turbocompresor).

En 2019, uno de los mayores problemas fue la aerodinámica y la suspensión delantera. Ambas cosas se mejoraron el pasado año. El primero con un rediseño total, y el segundo con un gran cambio en la geometría de la suspensión al estilo POU. Algo que habían adoptado casi todos a excepción de Williams hasta el pasado año. Ahora lo tiene, lo que aportará un mejor comportamiento dinámico del vehículo a la entrada de curvas cerradas.

Por otro lado, la aleta de tiburón y en el rake tampoco hay cambios, se sigue conservando el mismo diseño. Lo que sí hay que destacar es el carenado del motor o tapa motor. El pasado año sorprendieron con un diseño similar a Red Bull en algunos aspectos, como esa curvatura tan pronunciada justo tras la apertura del pontón, dejando una especie de rampa con mucha inclinación que baja hasta el fondo plano. Eso deja una zona trasera también muy compacta, en su zona más baja. Pero abulta algo más la zona más alta del carenado.

De hecho, si te fijas en todos los motorizados por Mercedes, tras los cambios en el propulsor, tienen un bulto en esa zona del carenado. En cambio, en el Williams FW43B no aparece, ya que esa zona está menos ceñida. Sinceramente, gusta cómo ha trabajado Williams esa zona, y pinta bien…

Zona trasera

Williams FW43B

En la zona trasera no se aprecian cambios evidentes. Por ejemplo, las suspensiones traseras parecen seguir la misma geometría, aunque tal vez alguno de los triángulos puede que tengan algún pequeño retoque, al igual que en la zona donde se anclan los tirantes (es complicado evaluar por la oscuridad de las imágenes y la perspectiva). Tampoco se ven cambios en el ala trasera, ni en el T-Wing, ni tampoco en los soportes centrales, ni en los endplates, etc.

Sí que está presente ese nuevo diseño de fondo plano que está recortado con respecto al año pasado por normativa. Este año se ha acortado en diagonal conforme se va acercando al neumático trasero, lo que hará que se pierda carga. Además, al eliminar perfiles, ranuras y branquias como el pasado año, eso no favorece la eliminación de las turbulencias que pasan bajo el fondo plano hacia el difusor y que pueden venir desde la zona delantera o del neumático trasero. En definitiva, esta nueva regla disminuye la eficiencia del flujo laminar que viaja bajo el coche, y por tanto la eficiencia del difusor (menor carga aerodinámica). Pero es igual para todos…

Conclusión

En conclusión, el coche ya pintaba bastante mejor el pasado año, que no sufrieron tanto y llegaron a hacer buenas carreras en algunos GPs. Solo falta esperar qué trabajo ha realizado Mercedes con su propulsor. De haber hecho un mejor trabajo o similar al de Ferrari, con total seguridad, Williams debería estar delante de Haas.

El pasado año acerté en que iban a estar más cerca de la cabeza, sin esos segundos que los separaban del resto hace dos años cuando lo pasaron tan mal. Espero que ahora el Williams FW43B no se haya quedado atrás y siga con esa buena sintonía, y aunque no estén para luchar por puntos con regularidad, al menos que no se vean siempre últimos.

Me atrevería hacer una predicción visto los coches que se han presentado por el momento. Aunque no sea demasiado precisa, a falta de verlos en la pretemporada y, especialmente en la primera carrera donde ya todos pondrán todo en el asador, creo que la parrilla este año podría tener esta jerarquía:

Creo que no habrá grandes diferencias entre ellos, por lo que cualquier error del piloto podría hacer que los coches estén muy mezclados.

  1. Mercedes, lo normal sea que estén al frente nuevamente.
  2. Red Bull, mis dudas están en este equipo, que tal vez esté más cerca de Mercedes, pero tampoco los veo igualados o por delante.
  3. McLaren, es probable que si la adaptación del motor la hayan hecho bien, estén en tercera posición. Pero, del mismo modo, si tienen problemas de «juventud» con el cambio de la unidad de potencia, también podrían haber dado un paso atrás.
  4. Ferrari, son Ferrari, y no es difícil superar lo del pasado año. Apostaría a que han mejorado.
  5. Aston Martin, siguen siendo un W10 pintado de verde, pero ya no son un W11 pintado de verde… no sé si me explico con eso. Pero me da la sensación de que no estarán tan extremadamente bien como el pasado año, aunque seguirán muy fuertes.
  6. Alpine, se aprecian algunas mejoras, pero dudo del motor y no espero grandes cambios. Por tanto, creo que estarán en esta posición.
  7. Alpha Tauri, han mejorado en la medida que lo haya hecho Honda. El pasado año ya iban bastante bien en algunas carreras. Espero que siga esa misma tendencia.
  8. Alfa Romeo, creo que el equipo también seguirá teniendo algunas carreras con algunas luces, con otras en la sombra.
  9. Williams, no espero que estén últimos por todo lo dicho, pero tengo la duda de cuánto ha mejorado Ferrari y cuánto Mercedes, puesto que eso podría marcar la diferencia entre Alfa Romeo, Haas y Williams.
  10. Haas, a pesar de que mostraron solo un render de su coche del año pasado con los nuevos colores, no pueden hacer grandes cambios. Eso unido a los dos pilotos novatos, me hace pensar que estarán atrás.

Source link

0 Comments

Leave a Comment