Jeep Grand Cherokee L

Es curioso, pero la influencia del sector del automóvil es mayor de lo que muchos podrían pensar. Uno de los casos más curiosos, y a veces surrealistas, es el que afecta a las denominaciones comerciales. Basta con echar la vista atrás para encontrar casos en los que dos marcas se han «peleado» para que una no use el nombre que otra ha registrado. O peor, que una empresa externa al sector prohíba el uso de un nombre que dice ser de su propiedad.

Sea como fuere, las firmas han de tener cuidado a la hora de realizar la elección. La razón es muy sencilla: puede acabar con la reputación del modelo e incluso de toda la empresa. Una de las últimas polémicas ha llegado de la mano de Jeep y la Nación Cherokee. Este grupo indígena no está muy contento con que la firma yanqui haga uso de su nombre. Sin embargo, parece que Stellantis no tiene previsto dejar de usarlo ni ahora ni más adelante.

Jeep mantendrá la denominación Cherokee y el diálogo con este pueblo indígena

Si hacéis un poco de memoria, hace unos días os contamos las razones por las que la Nación Cherokee está descontenta. La respuesta de Jeep, en esos momentos, fue bastante tibia ya que uno de sus responsables se limitó a decir que se trata de un homenaje. Y ahí se han quedado, pues públicamente no han vuelto a sacar el tema. Sin embargo, gracias a unas declaraciones recogidas por Automotive News sabemos que no darán un paso atrás.

Según palabras de Chuck Hoskin Jr., director de la Nación Cherokee…

«No recorremos el panorama cultural de Estados Unidos buscando cosas que nos ofenden y hablamos sobre ello» […] «Lo que sucedió en este caso es que Car and Driver se acercó para hacer comentarios»

«Pensé que dejarlo era el movimiento correcto» […] «Y creo que respetuosamente se negaron a tomar esa medida. Pero también dejaron la puerta abierta, creo, para más discusiones, y nosotros también. Así que creo que fue una buena discusión en ese sentido»

Artículo relacionado:

Jeep recibe presiones varias para que deje de usar el nombre Cherokee

Además, Hoskin ha puntualizado que

«Más allá del tema Jeep, para representar nuestra cultura en forma de mascotas o cánticos en los estadios de fútbol, ​​creo que el país está en un lugar mejor para tener una discusión sobre eso y, con suerte, alejarse de esas representaciones y esos usos de nombres»

Esta polémica parece estar más viva en los medios de comunicación que entre las partes afectadas. Jeep sigue sin dar una respuesta directa para aclararla y la Nación Cherokee no tiene reparo alguno en hablar del tema. Con todo, nos da en la nariz que esto podría ser un montaje en el que ambas partes salen ganando. Por una lado Jeep acaba de lanzar la nueva generación del Grand Cherokee y este pueblo igual necesita más publicidad y fondos.

El tiempo nos dará, o quitará, la razón. ¿No creéis?

Fuente – Automotive News

Source link

0 Comments

Leave a Comment