La evolución tecnológica, además de mejorar nuestra vida, ha permitido que los sectores industriales se mezclen. Así es como, de forma casi irremediable, se han fusionado los caminos del sector del automóvil y el de la electrónica de consumo. Sí, porque hasta hace un par de décadas un vehículo era más mecánico que electrónico y hoy día eso ha cambiado. Por tanto, no es extraño que firmas como Foxconn quieran su parte de este jugoso pastel.

¿Te suena Foxconn? Pues ya os hemos hablado de ella, pero os hacemos un resumen. Es la empresa china que se dedica a fabricar los iPhone. Pero lo más importante de todo es que quieren asaltar el sector del automóvil y para ello no escatiman en esfuerzos. Si hace unos meses presentaban su plataforma para vehículos eléctricos, hoy las puertas se le abren casi de par en par. ¿Y quién les ha dado las llaves? Pues ni más ni menos que… Fisker.

Fisker y Foxconn trabajarán para desarrollar el «Project PEAR»

Fisker Ocean front

Esta asociación puede resultar rara, pero es real y tiene intención de materializarse. Según han declarado Fisker y Foxconn, trabajarán de forma conjunta en el desarrollo del «Projetc PEAR» (Personal Electric Automotive Revolution). El principal objetivo que persiguen es el siguiente: fabricar más de 250 mil vehículos al año a partir de finales de 2023. Esta meta es muy ambiciosa, pero para alcanzarla tienen muy claro los pasos que deben de dar.

Crearán de forma conjunta el que será el próximo modelo eléctrico de Fisker. El segmento en el que se situará aún es desconocido, pero anuncian que tendrá vocación global. Es decir, que estará disponible en mercados globales como América del Norte, Europa, China o India. Otro de los datos que han ofrecido es que su producción arrancará en el cuarto trimestre del año 2023, convirtiéndose en el segundo modelo de Fisker tras el Ocean.

Artículo relacionado:

¿Te suena Foxconn? ¡Pues ojo porque viene para dominar a los eléctricos!

Y hasta aquí podemos leer, pero no interpretar. Son varias las fuentes que apuntan a que esta asociación tiene un perfil oculto. A día de hoy todos sabemos que Fisker quiere ser un referente en cuanto a movilidad eléctrica, pero no ha logrado poner un vehículo en el mercado. Las razones para ello son muchas y variadas, pero la más importante es que su liquidez no le permite dar el paso. Y aquí es donde Foxconn se vuelve clave.

Como hemos mencionado, su base para vehículos eléctricos está lista y a la espera de que una marca se fije en ella. La primera ha sido Fisker, que para desarrollar su segundo modelo necesita ahorrar en costes. De esta forma, Foxconn pone la tecnología y la capacidad productiva y Fisker se encarga del diseño y todas las demás cuestiones. No parece esto más razonable. Pues tiempo al tiempo, que no tardaremos mucho en saber de este proyecto.

Fuente – Fisker Inc.Fisker and Foxconn set to collaborate on Electric Vehicle ProjectFoxconn

Source link

0 Comments

Leave a Comment