Citroën ë-Berlingo eléctrica

Era de esperar que tras los lanzamientos de sus hermanos de Peugeot y Opel, en la marca de los dos chevrones no iban a tardar demasiado en presentar el Citroën ë-Berlingo. Se trata de la versión totalmente eléctrica del siempre exitoso Citroën Berlingo, compartiendo técnica y tecnología con los e-Partner (y e-Rifter) y Opel Combo-e.

Recordamos que toda esta gama MVP de la rama de PSA del nuevo grupo Stellantis es producida en España, concretamente en la factoría de Vigo. Son coches que se pueden utilizar tanto para el trabajo, como para un uso familiar dado su gran amplitud interior, buen comportamiento y correcta oferta tecnológica. ¿Qué nos ofrece el nuevo Citroën ë-Berlingo?

Citroën ë-Berlingo, sin perder capacidades interiores

Lo primero a destacar, más allá del diseño, es que el ë-Berlingo está disponible con dos carrocerías de diferente longitud. La versión corta M mide 4,4 metros de largo, mientras que la larga XL amplía esta cota hasta los 4,75 metros. La altura total de la carrocería no supera el 1,90 metros, por lo que no debe haber problemas en los parkings.

Como viene siendo habitual, está disponible tanto con cinco plazas, como con siete dependiendo de las versiones.

Citroën ë-Berlingo interior

Un punto muy positivo es que se mantiene toda la capacidad de carga y habitabilidad de las versiones térmicas. Y es que las baterías no roban espacio interior ya que se ubican en los bajos, lo que también contribuye a reducir el centro de gravedad. La carrocería M tiene 775 litros de maletero, mientras que la talla XL asciende a 1.050 en configuración de 5 plazas. A esto hay que añadir 167 litros en otros compartimentos.

Tres modos de conducción con distintas entregas de potencia

Centrándonos ya en la parte propulsora, el Citroën ë-Berlingo cuenta con un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y 260 Nm en el tren delantero. Le permite alcanzar una velocidad máxima de 135 km/h (limitada) en cualquier de los modos de conducción, que son los siguientes:

  • Normal: 109 CV y 210 Nm de par, ofreciendo un buen compromiso entre autonomía y prestaciones.
  • Eco: 82 CV y 180 Nm, optimizando el consumo y reduciendo el rendimiento de aire acondicionado y calefacción (sin llegar a desactivarlos) para aumentar el alcance.
  • Power: 136 CV y 260 Nm, para una conducción más dinámica y mayores prestaciones en caso de ir muy cargados.

Y tres opciones de carga

Citroën ë-Berlingo lateral

La batería es de iones de litio con una capacidad de 50 kWh, lo que le permite realizar según los datos de unos 280 kilómetros con una sola carga. Por cierto, existen tres posibilidades de recarga:

  • La carga doméstica precisa de un cable de modo 2 para usarla en casa, en el trabajo o en un aparcamiento. Este modo de carga es compatible con una toma standard de 8A o con una toma reforzada de 16A (caja + toma Green’Up), lo que permite reducir a la mitad el tiempo de recarga para obtener una batería cargada al 100% en menos de 15 horas.
  • Carga rápida privada o pública que precisa de la instalación de un sistema de recarga rápida en punto de recarga en pared de 3,7 a 22 kW, y un cable modo 3 (opcional). El tiempo de carga de 0 a 100% es, en este caso, de 7,5 horas (punto de recarga 7,4 kW monofase) o 5h (punto de recarga 11 kW trifase).
  • Carga súper rápida en toma pública de hasta 100 kW con un cable de modo 4 integrado en el cargador. Permite cargar el 80% de la batería de 50 kWh en 30 minutos. El ë-Berlingo está al mejor nivel de su segmento en tiempo de carga súper rápida.

Fama y garantía

Tras su llegada al mercado en 1996, el Berlingo de Citroën ha logrado una buena cartera de clientes. Ahora, es posible que con el nuevo Citroën ë-Berlingo consigan atrapar a más ciudadanos y/o, que algunos de los clientes tradicionales se pasen a esta nueva furgoneta eléctrica.

Todavía se desconocen los precios finales con los que llegará a España. La marca gala sí ha confirmado que la batería está garantizada por 8 años o 160.000 km (para el 70% de su capacidad al término del periodo). Después del primer control, tras el primer año o superados los 20.000 km, se expide un certificado de capacidad de la batería y, posteriormente, otro después de cada mantenimiento, cada 2 años o 40.000 km.

Fuente – Citroën

Source link

0 Comments

Leave a Comment

img advertisement

Archivies