El nacimiento de la última generación del Lexus IS nos ha dejado con un sabor de boca agridulce. Durante los últimos años la firma premium de Toyota ha estado reorganizando los modelos que conforman su gama. Y uno de los que más se ha visto afectado es el IS pues, en función del mercado, ha dejado de ser considerado como la berlina de acceso. Esto implica que ya no lo veremos en Europa pues su relevo ha recaído en manos del nuevo ES.

A ello hay que sumar que para crear al nuevo IS sus ingenieros decidieron mantener el mismo esquema técnico que empleaba el anterior. Sea como fuere, muchas cosas han cambiado y una os va a gustar especialmente. Tras un periodo de ausencia vuelve al mercado el Lexus IS 500 F Sport Performance. Esta versión está pensada para poner contra las cuerdas a pesos pesados de la talla del BMW M3. ¿Cumplirá lo que promete? No os lo perdáis…

La imagen del Lexus IS 500 F Sport Performance es agresiva y muy deportiva

Uno de los aspectos que más nos gusta del nuevo IS es su fisonomía. El equipo creativo de la firma nipona ha sabido mantener la esencia del anterior sin que por ello parezca que estamos ante un modelo «viejo». Esta misma máxima es la que han debido seguir para dar forma al Lexus IS 500 F Sport Performance. Sobre todo porque sube un nivel y evoluciona en ciertos aspectos para ofrecer una imagen más potente y deportiva sin perder su esencia.

Artículo relacionado:

Lexus IS 2021: Luces y sombras para alumbrar una «nueva generación»

Para hacernos una idea, el IS 500 F Sport Performance suma un capó más abultado y cincelado. Esto es así para acoger en el vano motor el bloque 5.0 V8 y ofrecer mayor espacio de seguridad. Los paragolpes son más anchos con entradas de aires, aún, más marcadas y deportivas. Los prominentes pasos de rueda acogen unas llantas de aleación Enkei de 19 pulgadas y 10 radios. En la zaga, hay un nuevo difusor y un par de salidas de escape dobles.

Interior de calidad y ajustes soberbios salpicado por detalles deportivos

De puertas adentro el Lexus IS 500 F Sport Performance es más discreto que deportivo. Las líneas que dan forma a su salpicadero y elementos básicos de diseño se mantienen inalteradas. Para romper tanta sobriedad sus responsables han optado por incluir algunos detalles de corte deportivo. El cambio más notable lo podemos ver en su cuadro de instrumentos digital. El display digital puede cambiar la vista, ofreciendo una más deportiva.

Artículo relacionado:

Lexus ya trabaja en una nueva gama de modelos F Sport Performance

El volante también cambia, pues recibe calefacción y el logo «F Sport» en la zona del brazo inferior. Esta insignia también llegan a otras zonas de la cabina, como los umbrales para las puertas. Para mantener la exclusividad a gran altura salpicadero, asientos y puertas se visten de cuero negro de primera calidad con costuras a contraste. Para terminar, cuenta con unos pedales y un reposa pies específicos para la serie F Sport Performance.

En cuanto a equipamiento de seguridad se refiere, el IS 500 F Sport Performance cuenta con la última evolución del sistema Lexus Safety System + 2.5. Entre las principales ayudas activas a la conducción que incluye están el sistema de detección de peatones, asistente de dirección de emergencia, control de crucero adaptativo, alerta de cambio de carril con asistente de dirección o luces de carretera automáticas.

Motor sublime: 5.0 V8 aspirado con 479 CV y 535 Nm

Por último, debemos echar un vistazo a lo que esconde bajo su capó. Como su nombre bien indica, el IS 500 F Sport Performance cuenta con un bloque gasolina 5.0 V8 aspirado. Su rendimiento alcanza los 479 CV de potencia y un par máximo de 535 Nm a 4.800 rpm. Para su gestión los ingenieros de la firma premium de Toyota confían en una transmisión de corte automático con 8 relaciones. Gracias a este conjunto, su aceleración es de infarto.

Artículo relacionado:

Lexus IS500 ¿Podría Toyota dar luz verde al rival del BMW M3? Ojalá…

Según la marca, pasa de 0 a 100 kilómetros por hora en 4,5 segundos. Para incrementar su deportividad cuenta con el paquete Dynamic Handling que incluye suspensión adaptativa y diferencial de deslizamiento limitado Torsen. La suspensión trasera, para mejorar la estabilidad, cuenta con amortiguadores deportivos firmados por Yamaha. Por último, los discos de freno son más generosos con 355 mm delante y 322 mm detrás.

El Lexus IS 500 F Sport Performance es el primero de muchos más…

La llegada al mercado del rabioso Lexus IS 500 F Sport Performance tendrá lugar el próximo otoño. Antes de que aterrice en las salas de exposición de la firma darán a conocer sus precios y opciones de equipamiento. Si te ha gustado lo que has leído y visto sentimos darte dos malas noticias. En primer lugar, como ya avanzamos y suponíamos, no estará disponible a la venta en el mercado Europeo ¿Un V8 en el Viejo Continente? No…

En segundo lugar, que este IS 500 F Sport Performance será el primero de una nueva saga de modelos F Sport Performance. Y os preguntaréis ¿Por qué esto es malo? Pues no, no es malo, pero Lexus ha anunciando que los próximos lanzamientos serán más deportivos por lo que igual el aperitivo se queda corto. Paciencia…

Fuente – Lexus

Source link

0 Comments

Leave a Comment