El Renault Captur supuso un soplo de aire fresco para la gama del fabricante galo. Cuando iniciaron su desarrollo, para dar relevo al incomprendido Modus, jamás esperaban que pudiera tener tanto éxito. La primera entrega supo captar la atención del público por muchos motivos, pero uno de los más valorados fue su buena habitabilidad. Sin embargo, no dispuso en su oferta de una versión deportiva, opción que sí estaba disponible en algunos de sus rivales.

Con la segunda generación han sido más ambiciosos. El nuevo Captur cuenta con una imagen más rompedora y dinámica aderezada por una oferta mecánica más completa. En ella no faltan versiones gasolina, diésel e híbrida E-TECH. Ahora, para aderezar esta receta llega una versión que hará las delicias de los más «quemados». El Renault Captur RS Line sigue la estela de sus hermanos Clio y Mégane, aunque lo hace con algo de truco. Verás…

La llegada del Renault Captur RS Line no supone motores más potentes

Por regla general, que no siempre, la denominación RS Line suele conllevar un incremento de potencia. El problema es que en este Captur no será así. Renault ha decidido que la gama mecánica de su SUV urbano se quede tal cuál está. Por tanto, este apellido deportivo se quedará como una denominación más, aunque no le impide estrenar ciertas novedades. Como podéis intuir, se limitan al apartado estético y de equipamiento interior.

La imagen del Renault Captur RS Line es más agresiva. Para ello, cuenta con un paragolpes inspirado en la F1 y una parrilla frontal con rejilla interior en forma de panal. La vista lateral está aderezada por unas lunas traseras tintadas y llantas de aleación Le Castellet de 18 pulgadas. Por último, en la zaga tenemos un nuevo difusor acabado en tono cromado y el anagrama RS Line en la zona inferior del portón que da acceso al maletero.

Artículo relacionado:

Nuevos Renault Clio E-Tech y Renault Captur E-Tech Plug-in. ¡Llegan los híbridos!

De puertas adentro el Renault Captur RS Line también sufre cambios. Los asientos están vestidos con una tapicería específica con bordes rojos. El volante de cuero perforado tiene el logo RS Line en la base así como costuras a contraste en rojo y gris. Los umbrales de las puertas están acabados en aluminio, herencia de Renault Sport. El salpicadero, acabado en cromo, está decorado por una línea roja que recorre las salidas de aire.

En cuanto a equipamiento, el Captur RS Line está a gran nivel. Cuenta con, entre otros elementos, pantalla central táctil en posición vertical de 10 pulgadas o ayuda al estacionamiento delantero y trasero con cámara de visión trasera. Además, a esta dotación, suma cargador de inducción y espejo interior electrocrómico de serie. Su llegada al mercado es inminente, por lo que no tardaremos mucho en tener sus precios oficiales.

Fuente – Renault

Source link

0 Comments

Leave a Comment