13/02/2021 17:10:47
Lo que para algunos es simplemente un tema de diferencias culturales, para otros es una falta de respeto, y una muestra más de las complejidades que sufren las mujeres en distintos lugares del mundo.

Foto Nota
Una polémica se ha expandido por las redes sociales por un hecho ocurrido durante la premiación tras la final del Mundial de Clubes, que ganó el Bayern Munich ante el Tigres por la cuenta mínima. Esto pues al momento de entregar las medallas y saludar al equipo arbitral del encuentro, Joaan bin Hamad bin Khalifa Al Thani, jeque y presidente del Comité Olímpico qatarí, se negara a saludar a las juezas mujeres.

En el registro del momento se puede apreciar como Bin Hamad saluda normalmente -bajo el estándar covid- a Esteban Ostojich, juez central, así como a Nicolás Taran, asistente 1 y a Richard Trinidad, asistente 2, todos uruguayos, pero cuando llega el turno de las brasileñas Edina Alves Batista, cuarto árbitro y de Neuza Back, asistente reserva, el jeque omitió el saludo.

Joaan es el hermano menor del gobernante de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, y su actitud correspondería a las tradiciones religiosas en aquel país en el que los hombres no pueden tocar a las mujeres que no sean parte de su familia, pero esta, como otras tradiciones de parte del mundo árabe más conservador, han sido criticadas como hostiles hacia las mujeres, como lo demostrado por Loujain al Hathloul, quien hace solo un par de días fue liberada tras 3 años de cárcel por defender el derecho a conducir en Arabia Saudí.

Por su parte el presidente de la FIFA destacó el trabajo de las mujeres en las ternas arbitrales e indicó que su presencia en la final “No fue solo un gesto simbólico. Edina y su equipo de asistentes hicieron un trabajo fantástico, y están aquí por mérito. Por supuesto que queremos derribar más barreras y tener más árbitras porque envía un mensaje importante al mundo”, señaló Infantino.

{TWITTER=1360625957317525504}

Source link

0 Comments

Leave a Comment