Muchas veces hemos hablado de la complejidad estructural que encorseta al Grupo Volkswagen. Su portfolio de firmas es tan grande que, en muchas ocasiones, le ha impedido adaptarse a las necesidades del mercado cuando el público lo requería. Stellantis, sin querer, ha seguido sus pasos pues fruto de la fusión entre el Grupo FCA y el Grupo PSA se ha juntado, bajo su paraguas, con 14 firmas. Algunas de ellas en estado vital crítico.

Chrysler y Lancia son dos de las que peor situación presentan, pues sus ventas llevan años languideciendo. Esto se debe a que no han sabido adaptarse a los gustos de los clientes fruto de no contar con una inversión en nuevos proyectos. Pero eso parece que cambiará, pues Carlos Tavares, por ahora, no quiere prescindir de ninguna enseña. La duda está en saber qué hará con la firma americana, pues la italiana ya tendría marcada una hoja de ruta.

Chrysler replantearía su existencia a base de híbridos y eléctricos

Chrysler Pacifica MY2021 7

Gracias a una declaraciones de David Kelleher, presidente del Consejo Nacional de Concesionarios de Stellantis en EEUU, la salvación de Chrysler podría llegar de la mano del Grupo PSA. Parece descabellado, pero en parte tiene razón, mucha razón. Según sus palabras, la firma americana podría adoptar las plataformas CMP y EMP2 del consorcio galo para crear una nueva gama de modelos donde la electricidad tuviera el protagonismo.

A día de hoy, la gama de Chrysler está formada por los Pacifica, Voyager y el veterano 300. Los primeros podrían aguantar en el mercado varios años más, pero la berlina necesita un relevo con carácter urgente. Y ahí es donde podría enterar la tecnología híbrida y eléctrica del consorcio galo. Sobre todo, para adaptar la plataforma del Peugeot 508 y crear una berlina de tamaño más comedido pero mayor calidad, tecnología y atractivo.

Artículo relacionado:

El Grupo FCA mantendrá con vida al Chrysler 300C al menos un año más

Por ahora es una hipótesis de Kelleher, pero podría funcionar para revitalizar a la firma. Según sus palabras, se sentiría «violado» si Stellantis decidiera abandonar a su suerte a una firma mítica como esta. Habrá que estar muy atentos los movimientos del cuarto fabricante del mundo, pero quizá la salvación de Chrysler sea más sencilla de lo que parece. Sobre todo porque ayudaría a que Peugeot reduzca costes si se hermanan.

Fuente – Automotive News

Source link

0 Comments

Leave a Comment