General Motors lleva varios años intentando reubicar a Cadillac. Su firma más exclusiva siempre ha sido su emblema en cuanto a lujo y tecnología se refiere. Sin embargo, las dos últimas décadas han sido muy duras pues no ha sido capaz de mantener el tipo ante las premium alemanas. En Europa su fracaso comercial fue muy grande, pero es que en su mercado local (EEUU) tampoco es capaz de plantarles cara de forma contundente.

Según los analistas, que Cadillac no logre triunfar se debe a varios factores. Son muchos y complejos pero todos coinciden en algo: le falta una gama deportiva que atraiga la curiosidad de los más «quemados». Eso hasta ahora, que han decidido resucitar del olvido una denominación que antiguamente les dio muchas alegrías. Nos referimos a la V-Series Blackwing, el equivalente a la división M de BMW o AMG de Mercedes-Benz.

El Cadillac CT4-V Blackwing entrega 478 CV y 602 Nm de par

El primer modelo con el que quieren recuperar el terreno perdido es el Cadillac CT4-V Blackwing. Para que no nos despistemos con él y sepamos en qué parcela del mercado se encuadra, debemos decir que vendría a ser el rival de los Alfa Romeo Giulia QV o BMW M3. Sin embargo, la radicalidad es uno de los atributos que mejor define a esta berlina americana. Sobre todo por su motor, un bloque gasolina 3.6 V6 Twin-Turbo con 478 CV y 602 Nm de par.

Todo ese empuje se gestiona a través de una transmisión manual de seis velocidades. Opcionalmente hay disponible una automática de diez velocidades. En ambos casos, la potencia llega al suelo a través del tren posterior. Pero lo mejor de todo llega en forma de prestaciones y velocidad máxima. Según Cadillac, el CT4-V Blackwing acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 3,8 segundos y supera los 300 kilómetros por hora de máxima.

Artículo relacionado:

Cadillac anticipa el regreso de la familia V-Series Blackwing en este teaser

En cuanto a estética se refiere, los diseñadores de la firma han creado una auténtica bestia. Las líneas básicas de diseño no varían, pero ahora están aderezadas por varios aditamentos aerodinámicos muy acertados. Destacan en el conjunto piezas fabricadas en fibra de carbono como el splitter frontal, entradas y salidas de aire, taloneras laterales o el alerón que corona la tapa del maletero. A ello se suman unas llantas de aleación nuevas de 18 pulgadas.

El CT5-V Blackwing acelera de 0 a 100 km/hora en 3,7 segundos

En segundo término tenemos al explosivo y agresivo Cadillac CT5-V Blackwing. Como su nombre bien indica, está en la gama por encima del CT4 y no hace falta que os digamos que llega dispuesto a acabar con la hegemonía del BMW M5. Sí, porque bajo la tapa de su motor late un bloque de armas tomar. Nos referimos al nuevo 6.2 litros V8 sobrealimentado que entrega nada más y nada menos que 677 CV de potencia y un par máximo de 893 Nm.

Para enviar este potencial a las ruedas traseras confía en una transmisión manual Tremec de seis marchas. Al igual que en el CT4-V Blackwing también hay una automática de diez relaciones. Con todo, su nivel de prestaciones es aún más impresionante que en su hermano menor. Firma una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora de sólo 3,7 segundos. La velocidad máxima también es mayor, alcanzando los 322 kilómetros por hora.

Artículo relacionado:

El Cadillac CT5-V Blackwing se anticipa a su presentación con este teaser

Por último debemos hablar de su estética. El equipo creativo de Cadillac ha seguido el mismo camino que con el CT-4. Esto es, se han centrado en añadir nuevos aditamentos aerodinámicos para mejorar la dinámica. Pero no solo eso, pues también cuenta con ayudas como la suspensión Magnetic Ride Control de cuarta generación de GM. Además en el interior estrena unos asientos fabricados en fibra de carbono o un nuevo cuadro digital.

¿Te gustaría verlos en Europa? Pues te quedarás con las ganas…

Estos son solo algunas pinceladas de lo que ofrece la gama V-Series Blackwing de Cadillac. Sin embargo, es suficiente para quedarnos con muchas ganas de tenerlos en Europa. Por ahora no está previsto que los CT4 y CT5 aterricen en nuestro mercado. Pero lo verdaderamente doloroso llegará cuando sepáis cuáles serán sus precios. Según ha anunciado General Motors partirán de 60 mil dólares para el más pequeño y de 85 mil dólares para el mayor.

Esas tarifas, si las comparamos con las que tienen sus rivales en Alfa Romeo, Audi, BMW o Mercedes-Benz son menores. Por tanto, es una pena, porque la gama V-Series Blackwing podría hacer mucho daño a las premium europeas. Qué rabia da vivir en este lado del Atlántico ¿no os parece así?

Galería CT4-V Blackwing

Galería CT5-V Blackwing

Fuente – Cadillac

Source link

0 Comments

Leave a Comment