Smart lleva muchos años perdida y sin rumbo claro. La primera señal que recibimos fue cuando la firma, dependiente de Daimler AG, canceló la primera generación del urbano ForFour. Era complicado creer que a pesar de su elevado nivel de ventas sus libros de cuentas solo mostraban números rojos. Fruto de este fracaso la casa alemana canceló su acuerdo de colaboración con Mitsubishi Motors. A partir de ahí todo ha venido cuesta abajo.

Es más, ni el acuerdo que suscribieron con la gala Renault les ha servido para enderezar el camino. La nueva Smart ha nacido de la mano de Geely, el grupo chino que también dirige Volvo o Lotus. Con todo, a los actuales ForTwo y ForFour aún les queda cuerda comercial y para que el público no se olvide de ellos reciben una nueva serie especial. Para ser más exactos, es el Smart ForTwo EQ el que se beneficia de la versión Edition Bluedawn.

La versión Edition Bluedawn del Smart ForTwo EQ mejora su estética

La evolución estética del Smart ForTwo EQ Edition Bluedawn no es abismal, aunque sí que presenta rasgos propios. Para ser exactos, combina elementos propios con otros ya vistos en las versiones Brabus. El más evidente es la pintura azul terciopelo mate que recubre el exterior. Este mismo tono se extiende por las carcasas de los retrovisores exteriores a complemento con el piano black de la parrilla frontal, el difusor trasero o las letras Smart.

Completan la decoración exterior los faldones laterales Brabus y las llantas de aleación monobloque de 16 pulgadas. De puertas adentro el utilitario germano también presenta cambios aunque son menores. Destaca la llegada del selector de la palanca de cambios firmado por Brabus. Las alfombrillas también llegan de este acabado deportivo y tienen bordado el nombre de esta edición: «Edition Bluedawn». El resto de apartados no cambia.

Artículo relacionado:

Smart Automobile Co. Ltd., nace para revolucionar la movilidad eléctrica

Donde no hay cambios, ni se les esperan, es en la oferta mecánica. El pequeño Smart ForTwo EQ mantiene el motor eléctrico de 82 CV de potencia que envía su fuerza al tren trasero. La batería es la misma, con una autonomía media real de unos escuetos 100 kilómetros. Por ahora no se espera que esta versión llegue a la gama ForFour aunque más adelante podríamos llevarnos una sorpresa. Sea como fuere, su ciclo vital se agotará así, lentamente.

Fuente – Smart